Basalto

Espacio multidisciplinario, colaborativo y dialógico para el intercambio de saberes basado en la comunidad originaria de Santa Catarina Ayotzingo, Estado de México.


Lado izquierdo, la cancha de Basalto Fútbol Club 7; lado derecho, la nave y en el centro, la milpa durante el verano de 2021.



El enfoque de Basalto gira alrededor de temas como la descolonización, los saberes ancestrales, la frontera rural-urbana, la división CDMX-EDOMEX y los procesos culturales desde la periferia; mediante talleres, encuentros

/colaboraciones, conversatorios y un programa de residencias artísticas, que vinculan a artistas, académicos y artesanos nacionales e internacionales, con agentes culturales de la región del sur del Valle de México.


Basalto fue fundado por el colectivo Dignicraft en 2019, cuyos miembros dirigen los programas y administran el espacio.

Basalto Futbol Club 7


Un programa importante del espacio es Basalto Fútbol Club 7, que actualmente cuenta con una cancha de juego para ligas varoniles y femeniles, donde se llevan a cabo los partidos durante cinco días de la semana. Este año han participado 36 equipos y próximamente iniciarán las actividades infantiles. El fútbol 7 es una actividad clave para Basalto porque da vida al espacio y ayuda a generar una comunidad en torno a este deporte que es muy popular en la zona, reuniendo a familias de Santa Catarina Ayotzingo y pueblos vecinos como Tezompa y San Pablo Atlazalpan.


Detalle de un partido en Basalto Fútbol Club 7 durante los sábados que juega la liga femenil.


La Nave


Basalto cuenta con una nave multiusos de 500 metros cuadrados donde se han llevado a cabo actividades culturales como el Taller de Fotografía Documental impartido por Peter Eversoll, un taller de fotografía y collage para niños con Filomena Cruz, y el taller de dibujo con Antonio Nieto. Además, ha sido sede del primer Conversatorio Encuentros Ayotzingo y la exhibición de fotografía “Ayotzingo Microcosmos”.


La nave también está disponible para miembros de la comunidad que quieran ofrecer, de manera autogestiva, cursos o eventos. Basalto existe como una opción en respuesta a la falta de programas e instituciones artísticas y culturales de la región del Sur del Valle de México.


Niños afuera de la Nave de Basalto tomando fotos como parte del Taller de Fotografía y Collage que impartió Filomena Cruz. Agosto 2021.


Luis Guzmán, Director del museo 'El Hijo del Lago' en la Isla de Janitzio, Michoacán, durante el panel sobre museos comunitarios del Conversatorio Encuentros Ayotzingo en la nave de Basalto. Noviembre 2019.

Detalle del Taller de Fotografía Documental que impartió Peter Eversoll en Basalto. Agosto 2021.

Detalle del Taller de Fotografía y Collage para niños que impartió Filomena Cruz en Basalto. Agosto 2021.

Detalle del Taller de Dibujo para niños que impartió Antonio Nieto en Basalto. Agosto 2021.


Milpa


Basalto también cuenta con una milpa que provee de maíz, elotes, calabazas, frijoles y rábanos, entre otros alimentos, a las familias que colaboran en el proyecto y vecinos del lugar. Hasta la fecha, hemos sembrado la milpa durante tres años, y como parte del proyecto, estamos implementando un sistema para captar el agua de la lluvia tanto para la siembra como para el uso diario.


El tema del agua es muy importante en Santa Catarina Ayotzingo, sobre todo en el Rancho San Miguel, donde se encuentra Basalto, porque no existe el servicio de agua potable y alcantarillado. Motivo por el cual nos pusimos en contacto con el Organismo Público Descentralizado para la Prestación de los Servicios de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento del municipio de Chalco (ODAPAS) y donamos una porción de terreno, justo frente a la cancha de fútbol, para que las autoridades construyan un pozo que provea agua a la zona. Actualmente, hay gente en Basalto trabajando todos los días para hacer este sueño una realidad.


Guillermo Salinas, Jefe de Operaciones de Basalto, frente a la milpa de Basalto. Verano 2021.


Santa Catarina Ayotzingo


Santa Catarina Ayotzingo, donde se encuentra Basalto, es parte del Área Metropolitana del Valle de México que incluye la Ciudad de México y 60 municipios aglomerados, en su mayoría del Estado de México. En 2020, esta zona tenía una población de alrededor de 22 millones de habitantes aproximadamente 1 de cada 5 mexicanos.


La Comunidad de Santa Catarina Ayotzingo es un lugar lleno de historia y simbolismo para la región. En tiempos prehispánicos formó parte de la ribera del Lago de Chalco, tenía su propio embarcadero, era un nodo de comunicación y comercio. Los primeros pobladores Chichimecas acuñaron el nombre Ayotzingo, que en Náhuatl quiere decir “Asoleadero de tortugas”, hace aproximadamente 8 siglos.


En Santa Catarina Ayotzingo se dio el primer encuentro entre Hernán Cortés y los enviados de Moctezuma; durante la Revolución Mexicana pasaron por sus calles zapatistas y carrancistas; en sus cerros entrenaron Fidel Castro, el “Che” Guevara y el grupo de combatientes que los acompañaron en la Revolución Cubana; hoy en día es un centro de comercio y tránsito y un lugar en donde se está gestando el movimiento cultural de la periferia.