TJ/90s 33 rpm

TJ/90s 33 rpm, el disco que reúne 13 canciones de rock hecho en Tijuana durante la década de los años 90, por primera vez en formato de vinilo.


La imagen de la portada de TJ/90s 33 rpm es de una tocada (concierto) en un foro que se llamó Cafetera con las bandas Biciazul, Young Destroyers, staura y Pee-Chees, del 20 de enero de 1996.



TJ/90s 33 rpm es un disco en formato de vinilo que reúne una selección de 13 bandas de rock originarias de Tijuana, Baja California, activas en la década de 1990.



El vinilo es una producción del colectivo artístico Dignicraft, realizada con el respaldo del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC), bulbo, La Ciruela Eléctrica, swenga y la invaluable colaboración de Octavio de la Torre.

Las bandas de rock participantes son: Beam, Biciazul, Bodhisattva, Dakini, Glu Gan, Huey-tlatoani, La Borrasca, La Tercera Persona, Mexican Jumping Frijoles, Nona Delichas, Ohtli, Psiquislarva y Staura; cubriendo una variedad de estilos musicales que incluyen el rock alternativo, punk, jazz, indie, pop, etc.


El punto de partida del proyecto fue el rescate de un acervo de casetes de video análogo (en formatos de Beta, VHS y 8 mm), la mayoría grabado por Omar Foglio entre 1991 y 1999, que acumula aproximadamente 200 horas de material, sobre todo de bandas de Tijuana tocando en vivo.


Octavio de la Torre, bajista de los Mexican Jumping Frijoles, empezó a digitalizar algunos de estos materiales, cosa que sirvió para verlos por primera vez en 20 años o más. Esto derivó en conversaciones con Dignicraft sobre el valor cultural que tiene este acervo como un patrimonio del rock en Tijuana y a explorar qué historias podemos contar con el apoyo de estos materiales audiovisuales.


En forma paralela, conocimos a Joss y Robbie de una banda emergente que se llamaba Murinae, porque querían saber más sobre las bandas noventeras de Tijuana. Y fuera de compartirles anécdotas, no teníamos mucha información a la mano que les ayudara a entender un poco lo que vivimos en esa época, cuando estábamos en la edad que ellos tienen ahora (o tenían durante ese encuentro, entre 16 y 18 años aprox).



En la contraportada de TJ/90s 33 rpm aparece Bruno Domínguez (izquierda) y René Soberanis (derecha) de Biciazul tocando en Cafetera, foro ubicado en la zona centro de Tijuana, el 20 de enero de 1996.



TJ/90s 33 rpm surge de la combinación de querer contar nuestra propia historia como participantes de un periodo en Tijuana de mucha creatividad y actividad cultural; y de presentarla en un formato que sea accesible para las nuevas generaciones. El disco es un primer proyecto de otros que tenemos planeados, entre ellos, la producción de un documental.


La idea original


La idea original era hacer una selección de bandas que aparecen en el acervo de video y extraer el audio de las canciones que formarían parte del vinilo, es decir, sería un disco de bandas tocando en vivo. Pero la calidad de los archivos de audio no daba el ancho para todo el trabajo y el costo que implica maquilar el LP.


De manera que optamos por recopilar las canciones incluídas en el vinilo a partir de demos, cassettes, discos compactos y grabaciones inéditas, algunas hechas de manera profesional y otras en estudios caseros, entre los años 1990 y 1999. Conforme hacíamos contacto con las bandas nos fuimos llevando sorpresas de descubrir materiales que no sabíamos que existían, como en el caso de la versión de “Adidas” de Bodhisattva que pertenece a lo que hubiera sido el disco debut de la banda para un sello transnacional; o “El Flautista de Hamlet” de Huey-Tlatoani, de una grabación que editó la banda en formato de CD, pero que para nosotros era una novedad.


Las grabaciones fueron digitalizadas por Dignicraft y masterizadas por Hecky Verdugo en HexRex Studio. TJ/90s 33 rpm no hubiera sido posible sin la colaboración de las bandas participantes que aportaron su música para ser editada por primera vez en formato de vinilo.


TJ/90s 33 rpm está disponible para escucharlo en línea aquí.


(Izq a der) Enrique Zambrano, Jorge Villanueva y César García de Huey-Tlatoani en el teatro de la Casa de la Cultura en Tijuana.


(Izq a der) Alejandro Padilla, Salvador Villanueva, Alejandro Perales y Miguel Ángel González de Ohtli durante el festival “Espacio Swenga” el 17 de junio de 1995.



Las fotografías de portada, contraportada y etiquetas del disco fueron seleccionadas de un archivo inédito de Zuzzette Foglio, que hizo un registro en imagen de “tocadas” (conciertos) que se llevaron a cabo en Tijuana durante el mismo periodo. Visualmente, lo que queríamos era evocar la época de los noventa, como si el vinilo hubiera sido hecho en esos años.


Lo que nos llamó mucho la atención de las imágenes es que la cámara fotográfica está entre la gente como si fuera un personaje, primero a un paso de entrar al foro donde los asistentes te reciben de manera amistosa, indiferente y/o antagónica. Y en la foto de la contraportada, aparece Biciazul tocando dentro del foro como si los estuvieras escuchando en primera fila.


El diseño gráfico de la funda y etiquetas fue una colaboración entre Zuzzette Foglio y Galia Foglio. Y la intención era que el uso de textos y gráficos, junto con las fotos, se vieran “hechos a mano”, de la misma forma que hacíamos los volantes para tocadas o fanzines, es decir, una combinación de textos con máquina de escribir y computadora, hojas tamaño carta recortadas y todo ensamblado con resistol o “tape”.


(Izq a der) César García, Mauricio Ruiz, Claudia Morfín y Edgar Amor de Nona Delichas durante una de sus primeras presentaciones.



Originalmente, el disco estaba planeado para quedar listo a finales del 2020, pero la pandemia covid-19 afectó el avance del proyecto en formas imprevisibles, al grado que hubo momentos cuando parecía que no iba a ser posible hacerlo.


Por ejemplo, las fábricas de discos estuvieron cerradas durante un periodo extenso del 2020 y cuando reiniciaron operaciones, había un “cuello de botella” en órdenes acumuladas, lo que afectó los tiempos de servicio para las órdenes nuevas. Normalmente, el tiempo para maquilar un disco podía ser de 4 meses pero con la pandemia, puede tardar 8 meses o un año. Y en el momento que ocurrían las cosas, a principios del 2021, no se veía claro el horizonte, por lo que era difícil tener información precisa de lo que estaba pasando y/o cómo iba a afectar el proyecto.


En varios momentos llegamos a pensar que estos discos estaban “salados”. Pero ahora pensamos en toda la gente que ha colaborado para que TJ/90s 33 rpm sea una realidad, y es todo lo contrario.


(Izq a der) David Cortez, Víctor Carrasco, Octavio de la Torre y Alejandro Perales de los Mexican Jumping Frijoles.



En diciembre del 2021, como parte de la presentación de TJ/90s 33 rpm dentro del Tijuana Record Show, organizamos un panel con miembros de las bandas que aparecen en el disco. La intención era provocar una conversación que nos permitiera reflexionar sobre lo que fue Tijuana en los 90 y lo que nos tocó vivir como parte de una generación que nos entregamos a la cultura de la música rock y todo lo que abarca, como hacer eventos, giras, videos, radio, fanzines, fotografías, volantes, diseño gráfico, etc.


Y próximamente haremos una presentación de TJ/90s 33 rpm con un panel integrado por personas que participaron en bandas de rock de Tijuana y Mexicali, con la idea de ampliar la conversación e identificar las cosas en común que enfrentamos por vivir en ciudades fronterizas durante los años noventas.


(Izq a der) Mónica Muñoz, Aris Domínguez, Sebastián Díaz y Carlos Miramontes de Glu Gan.


*** Todas las fotografías de este artículo son cortesía de Zuzette Foglio